“Hacer uso del derecho democrático a disentir con los discursos y las prácticas dominantes en el campo de las drogas”

Así definió Pablo Cymerman, Coordinador Ejecutivo de CONFEDROGAS y Responsable de Relaciones Institucionales de Intercambios Asociación Civil de Argentina, a los debates que movilizaron a más de 700 personas en Santo Domingo, en la VI Conferencia Latinoamericana y I Caribeña sobre Políticas de Drogas.

Funcionarios de gobiernos de la región, representantes de Naciones Unidas, especialistas y actores de la sociedad civil coincidieron en que América Latina camina hacia un cambio de paradigma en donde la prohibición no sea el eje de las respuestas a los problemas asociados al consumo de drogas.

“Comenzamos esta conferencia diciendo cuál es el objetivo de este  espacio desde  su creación: promover el debate y hacer uso del derecho democrático a disentir con los discursos y las prácticas dominantes en el campo de las drogas”, explicó Cymerman.

“A lo largo de estos dos intensos días de trabajo ha quedado clara la complejidad que tienen los problemas relacionados con las drogas. También quedaron en evidencia las nefastas consecuencias que generan las políticas hegemónicas adoptadas hasta la fecha”, argumentó.

“Eso nos obliga a preguntarnos qué estamos haciendo y qué debemos hacer. Es la responsabilidad que tenemos los que trabajamos en política, en la justicia, en los medios de comunicación, en el campo sanitario, de la acción social, de la educación” reflexionó.

Por su parte, Santo Rosario Ramírez, Director del Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN), organizador local de la Conferencia, destacó la gran convocatoria de la Conferencia, lo cual dio cuenta del interés que estos temas despiertan en la sociedad dominicana. “Cuando empezamos con COIN, hablar de los derechos de trabajadoras sexuales y avanzar en la inclusión de poblaciones clave como las LGBT parecía un sueño imposible” relató. “Hoy luego de mucho trabajo podemos decir que hemos logrado grandes avances”. “Esperamos que estas conclusiones puedan incidir en las políticas públicas”, mencionó. “Organizar este evento significa para COIN un gran reto: que esto no quede en el evento”, concluyó

«Visibilizar y denunciar el presente paradigma hegemónico de la prohibición»

Con ese objetivo presentaron su declaración  los miembros de la  Red  Latinoamérica  y  del  Caribe  de  Personas  Usuarias  de  Drogas  (LANPUD). “Desde LANPUD sentimos la necesidad de visibilizar y denunciar el presente paradigma hegemónico de la prohibición, patologización, estigmatización, discriminación y criminalización de personas usuarias de Sustancias Psicoactivas.  Dicho paradigma se sustenta en mecanismos de control social y geopolítico fundamentados en perspectivas racistas, clasistas, sexistas, heteronormativas, adultocentristas y excluyentes”, manifestaron.

La Declaración completa se encuentra disponible aquí.

«Respeto para nuestras culturas»

Los cultivadores de cannabis, coca y amapola también elaboraron un documento en el cual manifestaron “la necesidad urgente de una reforma en las políticas publicas referentes a nuestras cultivos, cuyos resultados hasta el día de hoy han sido negativos para nuestras comunidades”.

“Exigimos el respeto para nuestras culturas, en las cuales el uso de las plantas juega un papel fundamental. El uso tradicional y el cultivo para ello de la cannabis, la hoja de coca y el amapola no puede ser prohibida, criminalizada  o marginalizada”, expresaron.

“Demandamos el cese de inmediato a la erradicación forzada como instrumento principal en las políticas públicas actuales, por ser contrarias a la dignidad y los derechos de las comunidades que dependen de ello para sustentar sus economías familiares”, exigieron los cultivadores.

“Abogamos por planes de desarrollo sostenible para nuestras comunidades y la participación en el diseño, la implementación y la evaluación de ellos. Hasta ahora el llamado desarrollo alternativo solo existe en teoría, pero en la práctica no ha cambiado nada en la realidad de nuestras comunidades”, finalizaron.

Por un abordaje integral desde la perspectiva de la salud

La última declaración presentada correspondió a la Asociación Interamericana de Defensorías Públicas (AIDEF) sobre políticas de drogas, quienes expresaron que “la actual política de drogas desarrollada en nuestros países enfatiza la respuesta penal, en lugar de una respuesta preventiva orientada en el respeto de los derechos humanos y en el derecho a la salud. Ello nos ha alejado de los objetivos pretendidos en el abordaje integral desde la perspectiva de la salud, la criminalidad e impacto social, produciendo serias distorsiones en las políticas públicas y el entramado social”.